Translate

miércoles, 27 de mayo de 2015

Homosexualidad.

Para hablar de este tema es necesario despojarse de los prejuicios que nos dicen lo que supuestamente esta bien, y lo que no... hay que dejar esa actitud de perfección y egocentría que nos hace la ilusión de creernos capaces de emitir un juicio de valor en cuanto muchas creencias o pensamientos con respecto a otra persona, no solo en el tema de la preferencia sexual.

Quién no conoce o sabe de alguna persona GAY hoy en día?

Hoy en día un gran porcentaje de hombres y mujeres gay sufren de discriminación debido a su orientación sexual, en respecto a esto nos referimos estrictamente al hecho de la preferencia sexual con un género en particular, según el género de la persona con el que se tienen relaciones amorosas.

El ser humano castiga lo diferente y por lo tanto lo diferente en cuanto al amor, es amar a una persona del mismo género que el nuestro, algunas personas lo toman de una manera tranquila y algunas otras de manera violenta. Desde nuestra infancia nuestras tradiciones y costumbres se han encargado a su vez de formar un esquema de pensamiento y normas morales.

De aquí de estos esquemas, costumbres y/o pensamientos con los que crecemos dependerá la respuesta ante esta temática, si los respetamos, si los aceptamos, si los toleramos o nos mantendremos al limite, o si simplemente los aborreceremos, y también si lo que deseamos es "regresarlos al camino del bien".

En realidad lo más grave de esto es cuando la homosexualidad se ve como una anormalidad o una enfermedad que requiere urgentemente de algún tratamiento para ser revocada y así salvarse de las inmensas llamas de los prejuicios sociales, de infecciones transmitidas sexualmente, del pecado, entre otras creencias sociales. Esto sucede porque el ser humano se pone en la posición donde se deja llevar por los prejuicios y no por la comprensión humana sobre el bienestar, la libertad sexual, y la libertad de pensamiento.

La homosexualidad ha sido encontrada en 450 especies, la HOMOFOBIA en 1 sola, la humana.

Para mi el matrimonio es acerca del AMOR, no del género...No soy Gay, pero apoyo los derechos de ellos porque creo que todos tenemos derecho y plena libertad de amar sin importar las preferencias sexuales de la otra persona.

"El amor es muy bonito como para esconderlo en el closet".


Sigmund Freud creador del psicoanálisis al igual que de la teoría psicosexual del desarrollo en la infancia, fue en su momento uno de los primeros médicos en expresar una comprensión acerca de la condición humana sin la necesidad de "curar" o "aliviar" a este sector de la población.

Freud lo explica así en una carta dirigida a una sra cuyo hijo era homosexual, se las transcribo aquí a continuación.

9 de abril de 1935
Estimada Sra. [borrado]:
Por su carta colijo que su hijo es homosexual. Me asombra el hecho de que usted misma no lo mencionara con ese término en su carta sobre él. ¿Puede preguntarle por qué lo evitó? Es cierto que la homosexualidad no es ninguna ventaja, pero tampoco es algo de lo cual avergonzarse; no es un vicio ni una degradación; tampoco se puede clasificar como una enfermedad. Nosotros la consideramos una variación de la función sexual, provocada por cierto freno en el desarrollo sexual. Muchos individuos altamente respetables del pasado y el presente han sido homosexuales, entre ellos muchos grandes hombres (Platón, Miguel Ángel, Leonardo da Vinci, etc.). Es una gran injusticia perseguir la homosexualidad como si se tratase de un crimen, incluso es una crueldad. Si usted no me cree, lea los libros de Havelock Ellis.
Al preguntarme si puedo ayudar, usted quiere decir, supongo, si puedo revocar la homosexualidad y hacer que la normalidad heterosexual tome su lugar. La respuesta es que, en un sentido general, no podemos prometer conseguirlo. En algunos casos logramos que se desarrollen las semillas embotadas de las tendencias heterosexuales, que están presentes en todo homosexual; pero en la mayoría de los casos esto no es posible. Se trata de una cuestión de la calidad y la edad del individuo. El resultado del tratamiento es imprevisible.
Lo que el análisis puede hacer por su hijo corre sobre una vía distinta. Si él es infeliz, neurótico, si se encuentra destrozado por sus conflictos, si su vida social está inhibida, el análisis quizá le brinde armonía, paz de mente, eficiencia plena, sea que se mantenga homosexual o cambie. Si usted decide que él debe analizarse conmigo —pero no espero que usted piense eso—, su hijo tiene que venir a Viena. No tengo ninguna intención de salir de aquí. Sea lo que fuere, no deje de responderme.
Sinceramente suyo, con los mejores deseos,
Freud

No hay comentarios.:

Publicar un comentario