Translate

viernes, 9 de enero de 2015

LA SOMBRA QUE VIVE EN TI

Los arquetipos que Jung plasmó en su teoría psicoanalítica son pautas de conductas en el ser humano, que según Jung desde la época egipcia se ven los indicios.
Según Jung la sombra es una zona oculta de nuestra personalidad, es decir, nuestro lado más oscuro. Representa al inconsciente, esta reprimido, se habla que la sombra se despierta desde pequeños, y es transmitida por nuestros padres, no solo la parte más positiva, ellos transmiten también elementos negativos.


Quien no se conoce?, hay una falsa moral, una hipocresía absoluta en cada uno de todos nosotros donde no queremos reconocer ese lado obscuro, cuando nos miramos en el espejo que vemos?...vemos la persona que nosotros queremos ver, en realidad queremos ver algo ideal y ocultamos lo que no nos gusta.
Esa es una de las cosas que se le dificulta más al ser humano, ver la realidad de sí mismo, no vemos lo que somos en realidad, vemos lo que nos gusta.


Mientras no seamos capaces de ser honestos con nosotros y enfrentarnos con nosotros mismos podemos avanzar en nuestra realización.


Que es la sombra? Es el mal dentro del ser humano.


Esto nos lleva a pensar en cosas malas como las películas de terror, donde las sombras caminan y asustan a los protagonistas, pero en realidad la sombra de Jung se manifiesta a través de ideas y sentimientos que el mismo individuo considera censurables, irritantes, desagradables, y destructivos y esto es a partir de lo que aprendemos como “bueno” y “malo”.


Todos poseemos una sombra, a pesar de negarla o rechazarla, esa sombra siempre esta presente en nuestras vidas y a veces llega a gobernarlas por completo, no siempre se manifiesta en nuestro ser, a veces se desplaza hacia otra persona, de alguna u otra manera siempre tratamos de inhibir, negarla, rechazarla...así llegamos de alguna manera a ignorar lo que nuestra sombra contiene, mediante la represión.


A veces es necesario que nos ocurran ciertos eventos en nuestras vidas que nos clarifiquen esa sombra para poder reconocerla, que al estar inhibida es imposible hacerla consciente y ACEPTARLA. Es cuando nos detenemos a pensar, ‘realmente soy capaz de odiar tanto?’, ‘no se como pude haber hecho algo tan tonto e irracional’. ‘realmente perdí el control esta vez’ entre otras.


Algunas veces tenemos cierto conocimiento de nuestra sombra, pero no de los alcances de esta como tal, en otro momento la negación de la sombra es fija, o solemos proyectarla en otros, asignando así en otros aspectos que rechazamos de nosotros mismos que no somos capaces de reconocer en uno mismo y los proyectamos en alguien más.


Cómo me transformo y reconozco mi sombra? (Siendo Transparentes)


Confrontar nuestro lado obscuro resulta una enorme revelación y una puerta al crecimiento y aceptación personal, un hecho muy profundo a nivel consciente, es decir nos atrevemos a mirarnos hacia dentro de nosotros mismos asumiendo todos los aspectos buenos y malos, y es a su vez la única forma de iniciar un proceso transformador y de sanación.


Frases como “Yo soy así y no puedo evitarlo”, solo nos revelan la intención de no querer ser mejores personas, no podemos rendirnos ante nuestra sombra y dejar que se apodere y gobierne nuestra vida, limitándonos de muchas cosas que una transformación podría traernos positivamente a nuestra vida.


Si aceptamos que somos el bien y el mal, creceremos en muchos aspectos, la sombra es la otra parte de nosotros que no podemos destruir, tenemos que dialogarla, convivir con ella y reconocerla, y por último integrarla.


Todo ser humano que quiera realizarse tiene que enfrentar este obstáculo.


Qué podemos hacer…


Primero una reflexión SERIA acerca de quién soy?, qué aspectos no me gustan de mi mismo? y que he escuchado de gente que me conoce, que me han repetido acerca de mi persona? (cuando una persona nos dice que somos mentirosos, traidores o equis cosa, podemos no hacerle caso pero cuando no solo ha sido una sola persona la que me ha repetido una opinión así, DEBEMOS ABRIRNOS A ACEPTAR)


Hay que aceptar, a quien hemos dañado, a quien hemos herido…
Todo podemos escribirlo y leerlo y leerlo.
Apropiate de lo que has negado.

La clave esta en Reconocer, aceptar y reincorporar nuestra Sombra.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario