Translate

martes, 28 de enero de 2014

TE HAN DICHO QUE TU HIJO (A) ES MUY INQUIETO?

Tu hij@ es muy inquieto, no te hace caso, no se entretiene con nada, no trabaja en clase, es distraido, tiene muuuucha energia!!!!....
No desesperes!!!, tu hijo probablemente tenga TDAH que significa Transtorno de Deficit de Atencion, el que no ponga atencion, sea imperactivo e impulsive, son algunos de los sintomas de este transtorno, que es mas comun de lo que pensamos, aunque ojo!, es NORMAL que los ninos tengan energia, sean traviesos, y alocados, pero en los ninos con TDAH estos sintomas son MAS SEVEROS.

Los niños que tienen síntomas de inatención pueden:
  • Distraerse fácilmente, no percibir detalles, olvidarse de las cosas y con frecuencia cambiar de una actividad a otra
  • Tener dificultad para concentrarse en una sola cosa
  • Aburrirse con una tarea después de tan solo unos minutos, excepto que estén realizando una actividad placentera
  • Tener dificultad para concentrarse en organizar y completar una tarea o en aprender algo nuevo
  • Tener problemas para completar o entregar tareas; con frecuencia, pierden las cosas (p. ej., lápices, juguetes, asignaciones) que se necesitan para completar las tareas o actividades
  • Parecen no escuchar cuando se les habla
  • Sueñan despiertos, se confunden fácilmente y se mueven lentamente
  • Tienen dificultad para procesar información de forma rápida y precisa como los demás
  • Tienen dificultad para seguir instrucciones
Los niños que tienen síntomas de hiperactividad pueden:
  • Estar inquietos y movedizos en sus asientos
  • Hablar sin parar
  • Ir de un lado a otro, tocando y jugando con todo lo que está a la vista
  • Tener problemas para sentarse y estar quietos durante las comidas, la escuela y cuando se les lee cuentos
  • Estar en constante movimiento
  • Tener dificultad para realizar tareas o actividades que requieren tranquilidad
Los niños con síntomas de impulsividad pueden:
  • Ser muy impacientes
  • Hacer comentarios inapropiados, mostrar sus emociones sin reparos y actuar sin tener en cuenta las consecuencias
  • Tienen dificultad para esperar por cosas que quieren o para esperar su turno en los juegos
  • Interrumpen con frecuencia conversaciones o las actividades de los demás.

Para recibir un diagnóstico de este trastorno, un niño debe tener síntomas durante seis meses o más y en un grado mayor del que presentan otros niños de la misma edad.
 
 

Acerca de los medicamentos???

Los medicamentos actuales no curan el TDAH, más bien, controlan los síntomas durante el período en el que se toman. Los medicamentos pueden ayudar a un niño a prestar atención y completar las tareas de la escuela. No está claro, si los medicamentos pueden ayudar a los niños a aprender o a mejorar sus habilidades académicas. Agregar una terapia conductual, consejería y apoyo práctico, puede ayudar a los niños con el TDAH y a sus familias a afrontar mejor los problemas cotidianos. Las investigaciones financiadas por el Instituto Nacional de la Salud Mental (NIMH, por sus siglas en inglés) han demostrado que los medicamentos funcionan mejor cuando el tratamiento se controla periódicamente por el médico que los receta y la dosis ajusta en función a las necesidades del niño.

Y si lo llevas a terapia?

Se usan diferentes tipos de psicoterapia para tratar el TDAH. La terapia conductual tiene como objetivo ayudar a un niño a cambiar su conducta. Puede implicar ayuda práctica, como ayudar a organizar tareas o completar el trabajo escolar, o superar eventos emocionalmente difíciles. La terapia conductual también le enseña al niño cómo monitorear su propia conducta. Aprender a darse elogios o premios por actuar de una manera deseada, como controlar la ira o el pensar antes de actuar, es otro de los objetivos de la terapia conductual. Los padres y maestros también pueden expresar comentarios positivos o negativos para ciertas conductas. Asimismo, normas claras, listas de tareas y otras rutinas estructuradas pueden ayudar que un niño controle su conducta.
Los terapistas pueden enseñarles a los niños habilidades para socializar, como de qué manera esperar su turno, compartir juguetes, pedir ayuda o responder a burlas. Aprender a leer las expresiones faciales y el tono de voz en otras personas y cómo responder de manera adecuada puede ser parte también de la capacitación en habilidades para socializar.
 

 
No existe una sola prueba que pueda diagnosticar que un niño padece del TDAH. Por lo contrario, un profesional de la salud con licencia necesita reunir información sobre el niño, su conducta y su entorno. La familia puede que quiera hablar con el pediatra del niño primero. Algunos pediatras pueden evaluar al niño ellos mismos, pero muchos derivarán a la familia a un especialista de la salud mental con experiencia en trastornos mentales de la niñez, como el TDAH. Primero el pediatra o especialista de la salud mental intentará descartar otras razones para los síntomas.

Atte. Connie Ortiz.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario